miércoles, 12 de octubre de 2011

LA VENGANZA DE DON MENDO ( Pedro Muñoz Seca )




La película narra, en tono humorístico (astracanada), las peripecias de Don Mendo Salazar, Marqués de Cabra (Fernando Fernán Gómez). Tras perder todo su dinero jugando a las cartas, acude a la casa de su amada, la hija de un conde amigo del Rey, Magdalena (Paloma Valdés). Allí son descubiertos por el prometido de ella, Don Pero, Duque de Toro. Don Mendo se hace pasar por ladrón para no manchar el honor de ella y es encerrado. Aunque Don Mendo le prometió que no diría nada sobre su amorío, ella pide a su padre que sea ejecutado. Don Mendo escapa e intenta llevar a cabo su venganza contra Magdalena, haciéndose pasar por un juglar para acercarse a ella.

Genial, para pasar dos horas de autentico divertimento, increible los juegos de palabras de Muñoz Seca y los dobles sentidos de muchísimos pasajes.

domingo, 9 de octubre de 2011

Frases

La mejor VENGANZA contra quien rompió tu corazón, es demostrar que eres perfectamente capaz de ser FELIZ SIN EL.

Si algo te hace llorar más de lo que te hace sonreir, entonces no vale la pena.
Existen dos maneras de ser feliz en esta vida, una es hacerse el idiota y la otra serlo. Sigmund Freud

¿Qué puedes hacer si la persona que te hace llorar es la única capaz de consolarte?

Una de las partes más difíciles de la vida es decidir si alejarte o intentarlo un poco más.

Nunca le damos el mismo valor a las cosas hasta que la perdemos y nos hace falta

Ignoramos a quien nos quiere, queremos a quien nos ignora, amamos a quien nos hiere y herimos a quien nos ama

Si realmente quieres hacer algo, encontrarás la manera... si no quieres, encontrarás la excusa

Enfoca los problemas como lo haría un perro: Los olfateas, y si no te los puedes comer o follar, los meas encima y te vas

No se pierde lo que no tuviste, no se mantiene lo que no es tuyo y no puedes aferrarte a algo que no se quiere quedar

Es mejor retirarse y dejar un bonito recuerdo que insistir y convertirse en una verdadera molestia

Nunca pongas a tu corazón en bandeja de plata... para a alguien que sólo sabe comer en platos desechables.

Sólo cerrando las puertas detrás de uno se abren ventanas hacia el porvenir - Sagan

Por cada persona que te hace daño, hay otra dispuesta a curar tus heridas

Un consejo es algo que pedimos cuando de antemano sabemos la solución pero no queremos aceptarlo

sábado, 8 de octubre de 2011

¿ Como reducir el déficit ?

De un tiempo a esta parte, con la llegada de la pre-campaña electoral y la designación de Alfredo Pérez R. como candidato a la Presidencia del Gobierno por parte del Psoe, se escuchan propuestas por parte del candidato que resultan, cuando menos, curiosas.
Obviemos el hecho de que el Sr. Rubalcaba ha sido miembro de los sucesivos gobiernos del Sr. Rodríguez que han originado - no cabe duda que ayudados por una crisis internacional - que España esté por lo suelos, si bien es verdad que, de haberse tomado medidas eficientes en su momento los efectos de la crisis hubiesen sido mas livianos para al país.
Lo que me sorprende son las nuevas iniciativas que el Candidato piensa poner en marcha una vez, Dios no lo quiera, consiga sentarse en el sillón presidencial; no soy un economista de altura, ni tan siquiera un aprendiz de politólogo, solo alguien que lee con asiduidad la prensa y se considera "algo" informado del momento; por ello creo que Rubalcaba se equivoca en sus propuestas.
En primer lugar el Sr. Rubalcaba está ansioso por reducir la brecha entre ingresos y gastos en las cuentas pública, loable iniciativa, todos los candidatos deberían ponerse ese como primer objetivo en su programa electoral; pero distingamos dos conceptos que a menudo se confunden, el Déficit Público y la Deuda Pública, cada cual viene originado por unos motivos concretos y precisan de actuaciones diferentes.
DÉFICIT.- diferencia entre ingresos y gastos, meramente es la cantidad resultante de restar a lo que el Estado recauda aquellos fondos que el Estado gasta.
También aquí será preciso distinguir, a grosso modo, entre gasto ( gasto corriente generálmente, en el cual incluimos sueldos, fotocopias, gasolina.  ) e Inversión ( aquellas partidas destinadas a aumentar infraestructuras, por ejemplo ), normalmente el gasto es anual, se computa año a año mientras la inversión tiene una periodicidad multi-anual.
DEUDA.- para el pago del déficit el Estado se endeuda con agentes externos, bancos e inversores, estos ofrecen dinero al Estado a cambio de futuros compromisos de pago.
Para reducir la Deuda Pública lo primero que habría que hacer, es obvio, es reducir el Déficit, sin una reducción efectiva del déficit el Estado seguiría precisando capitales ajenos, con lo cual la deuda continuaría aumentando.
Aquí es donde estriba el gran "problema" del Sr. Rubalcaba, en la forma de reducir el déficit estatal.
Es sabido que podemos reducir la brecha de dos formas, aumentando ingresos o reduciendo gastos; puede parece que las dos formulas nos llevan al mismo lugar, pero cada una origina efectos diametrálmente opuestos.
En la forma elegida por el candidato del Psoe la reducción de gastos es pequeña, se tiende mas a la subida de impuestos para compensar, pero esto origina un doble conflicto; por un lado estaremos disminuyendo la renta disponible con lo cual habrá menos dinero para gastar con lo que se puede producir un estancamiento de la producción, un aumento del desempleo y esto puede llegar a una reducción de los ingresos, aun con el aumento de impuestos.
Además hay que considerar la presión fiscal, si unimos un 6.4 % de SS, un 10 % de IRPF, un 18 % de IVA como usuario final, más impuestos indirectos como carburante, alcohol, tabaco, tasas.... nos daremos cuenta que el español aporta a las arcas publicas por encima del 38 %.
Por estos motivos la formula del aumento de impuestos solo generaría fondos a corto plazo, no asegurándolos en el tiempo, pues la reducción de consumo llevaría a una disminución progresiva de empleo  y una drástica bajada de ingresos en las arcas públicas, al tiempo que obligaría a aumentar el gasto en, por ejemplo, prestaciones po desempleo.
El otro método de reducción de déficit es disminuyendo el gasto de las Administraciones, gasto corriente o superfluo, gasto en mano de obra, coches oficiales, duplicación de organismos....
Con esta formula podremos prescindir de la subida de impuestos, incluso a medio plazo estos podrían disminuir, se aumentaría la renta disponible en el mercado lo que llevaría aparejada una subida del consumo interno, un aumento de la producción, del empleo... y esto indirectamente generaría una nueva disminución de déficit por una doble vía, ahorraríamos pagos por desempleo y aumentaríamos la recaudación, tanto en impuestos directos como indirectos.
Con este simple análisis resulta complejo entender porque el grupo socialista se empeña en querer reducir el déficit con medidas que, a corto plazo lo disminuyen  pero que, a medio plazo tienen un perverso efecto sobre la producción, el consumo y el empleo.

domingo, 2 de octubre de 2011

DESPIDO DE CARLOS CARNICERO

Lo cuenta el propio Carlos Carnicero, es su propio escrito:
Por cumplir mi compromiso de transparencia, citaré brevemente lo ocurrido.
Desde hace aproximadamente tres semanas, tenía una cita con el nuevo director de informativos de la Cadena Ser , Antonio Hernández Rodicio.
La cita se aplazó del 7 al 18 de Julio por mi retraso en llegar a Madrid desde una estadía relativamente prolongada en Argentina.
Se celebró en una cafetería de la Gran Vía de Madrid. Le pregunté por su familia, porque se está trasladando a
Madrid.
Él y yo no nos conocíamos. Fue al grano. Me dijo que lamentaba que nos conociéramos en esas circunstancias.
Me dijo que la Cadena Ser , en la próxima temporada, no iba a contar conmigo. Le pregunté tranquilamente el motivo.
Me dijo que iban a hacer una renovación de contertulios.
¿Después de 17 años, me echáis porque vais a hacer una renovación? Le pregunté directamente si mi despido tenía que ver con la campaña electoral de Rubalcaba, a quien tanto quiere y tanto apoya el Grupo PRISA.
"¿Cómo puedes pensar eso?", me dijo.
Le dije a Antonio Hernández Rodicio que si no me iba a decir la verdad, no teníamos nada más que hablar. Lo que tuvieran que decir, lo dirían mis abogados.
Y así terminó la reunión sobre mi despido.
Me dio tiempo a dar un sorbo de mi botella de agua mineral con gas. Eran las doce cuarenta y cinco del mediodía y hacía mucho calor en la calle.
Dos horas después almorzaba en la Gran Pulpería , en el centro de Pozuelo, con un buen amigo al que hacía mucho tiempo que no veía.
Sonó el teléfono y era el móvil personal de Alfredo Pérez Rubalcaba. El candidato socialista me informó que le había llamado el director de informativos de la SER para comunicarle la versión que yo le había verbalizado sobre mi despido.
El candidato me dijo que él no había tenido nada que ver con mi salida de la SER. Y que bastantes problemas tenía ya. Me dio sus condolencias y me dijo que sabía que podía contar con él.
Le mostré mi extrañeza porque el director de informativos de la Cadena Ser le llamara para informarle de los detalles de una conversación que había tenido conmigo para despedirme.
Nada más.
Ayer me tocaba tertulia en la SER por la noche. Llamé a la emisora para preguntar si había alguna alteración sobre los planes. Marçal Serrats, el productor me confirmó mi presencia en el programa. Una hora más tarde, la misma persona me llamó para decirme que por fin no tenía que ir a la radio ayer.
Llamé a Antonio Hernández Rodicio. Le dije directamente que no podía entender su dependencia de Rubalcaba y su falta de profesionalidad para informar al candidato del PSOE y ex vicepresidente del Gobierno de los detalles de mi despido y de mis referencias hacia la persona de Rubalcaba.
No supo que decir. Balbuceó unas frases, me dijo que no le había permitido expresarse y me confirmó que ya nunca más iría a ningún programa de la SER: ni a la Ventana ni a Hora 25.
Por la noche me llamó otra vez Rubalcaba para pedirme que no hiciera pública la llamada que me había hecho a las tres y media de la tarde, pues podía tener serios problemas. Tambien me dijo, que no volviera a nombrarlo para nada en lo sucesivo, pues tengo metodos y modos para que no salgas más en la SER e incluso para hacerte desaparecer.
Me colgó.
He decidido que no me voy a callar nada. Me imagino que tanto Alfredo Pérez Rubalcaba como Antonio Hernández Rodicio saben cómo quedan retratados en este relato. No puedo hacer nada mas que relatar lo que ha ocurrido, espero no desaparecer por contarlo, pero creo que tengo que contarlo, que todo el mundo sepa como estamos, como en Cuba o Venezuela.
No tengo nada más que contar. Esa es la forma y el fondo en que la Cadena Ser me ha despedido después de 17 años continuos en antena.
Carlos Carnicero